Hoy desperté,

vi el cielo tan oscuro,

como si la magia de mis ilusiones se hubiera

esfumado para siempre,

entonces cerré mis ojos,

recordé los pasos amargos de mi pasado,

también reconocí

los que le sucedieron a el que no lo fueron

se humedecieron mis mejillas

y todo fue tan triste

la soledad me abrazaba como siempre,

ella que siempre a sido a fiel a cada momento de mi vida

que jamás escapo aun cuando me sentí dichosa.

Y pensé....

cuantos amigos si lo hicieron

cuantos me regalo la vida después,

amigos que han caminado conmigo mis triunfos

mis fracasos,

los que supieron reír de mis tonterías,

llorar cada una de mis penas...

Entonces me dije

si hoy veo todo tan negro

y me siento terriblemente sola

es porque el buen tiempo se avecina.

Quizá mañana amanezca en mi Vida

recupere alguno de mis sueños,

y entonces mis manos ya no estarán tan vacías

ni mi hombros tan cargados de responsabilidades

y alguien quiera compartir mi carga

para que esta no pese tanto.
Me pregunte si alguien sabría entender mi sonrisa
y ver que a veces no puedo ser tan fuerte
como realmente quisiera,
que la lucha ha sido tanta
que ha dejado cicatrices imborrables
en mi corazón,
aun cuando jamás dejo de sonreír.

Entre lágrimas cerré los ojos intentando dormir

abrace un puñado de pequeñas esperanzas

anhelando que al fin amanezca en mi vida

y a mi herido corazón

le llegue al fin el

Alba.
*+*+*++*+*+*+**
©®By Analía Colazo Bidegain
Todos los Derechos Reservados
11 de Noviembre de 2008





2 comentarios:

Cris Meiga dijo...

Qué hermoso!!!

Anónimo dijo...

Realmente ANA,esto tan hermoso me llego muy adentro, te felicito. con cariño y admiracion.ADOLFO